Encuentre su distribuidor/representante más cercano
 Contáctenos
 Iniciar sesión
Electrical Tester - online

¿Está usando el microhmímetro adecuado?

   

Análisis de interruptores - ¿Está usando el microhmímetro adecuado?

Damon Mount - Director de equipos de potencia de UK

Uno de los usos más comunes de los microhmímetros es el de la comprobación de la resistencia de contacto en interruptores de media y alta tensión. Éstos, están sometidos a grandes tensiones, ya que deben poder interrumpir circuitos de alta tensión habitualmente con carga. El arco que se genera por la acción de cambio, puede dañar la superficie de los contactos, y esto puede llevar a un fallo catastrófico del interruptor u otros equipos de la estación eléctrica.

Los interruptores son una parte esencial de la infraestructura de una subestación. Se utilizan para intercambiar piezas dentro y fuera de la red por razones de aislamiento, como el mantenimiento planeado, o la retirada de energía en caso de avería como parte del sistema de protección.

Si no funcionan en esos momentos puede haber serias consecuencias para el resto de la red.

El arco en los contactos da lugar a capas carbonizadas que se acumulan con el tiempo y reducen el área de contacto o se pican, produciendo así un aumento de la resistencia y del calentamiento.

Esta situación reduce la eficiencia del interruptor y puede dar lugar a averías en una transmisión activa o un sistema de distribución que puede dar lugar a la pérdida de la subestación.

Debido a que las resistencias de los contactos deberían ser muy bajas, probablemente 10s de micro ohmios, debe utilizarse un microhmímetro muy preciso con una alta resolución para obtener una lectura fiable de la resistencia entre los contactos cuando el interruptor está cerrado.

Las capas carbonizadas solo añaden una pequeña resistencia adicional, pero las consecuencias pueden causar grandes diferencias en el rendimiento del interruptor. ¡Un calentamiento excesivo puede soldar los contactos, lo que puede dar lugar a que éste no funcione cuando deba hacerlo!
 

¿10 A o 100 A?

Es más sencillo llevar un microhmímetro de baterías al lugar donde se van a llevar a cabo las pruebas que trastear por ahí con suministradores de energía y largos cables, o arrastrar un pesado generador a una subestación inaccesible. Por este motivo, durante años, muchos ingenieros han utilizado micromímetros de 10 A con baterías, como el DLRO10 para llevar a cabo este tipo de pruebas, ya que es adecuado y hace un muy buen trabajo. Pero, ¿Es eso así de cierto?

Los interruptores de alta tensión operan con una corriente mayor que con la que se someten a pruebas. Pueden no reaccionar de la misma forma que cuando ven la corriente más próxima al nivel de funcionamiento. Las capas carbonizadas pueden resistir una inyección de 10 A pero transmite una corriente de pruebas mayor, lo que da lugar a las diferencias en las lecturas, y podría tener como resultado que la prueba falle innecesariamente. La estabilidad y fiabilidad de las lecturas aumentan con más corriente, ya que las tensiones muy pequeñas que se miden, se toman con mayor fiabilidad.

Este aspecto ya ha sido reconocido y las normas IEC y ANSI recomiendan mayores corrientes de prueba para probar la resistencia de contacto de interruptores; 100 A como mínimo para ANSIC37.09 y cualquier valor de corriente de prueba entre 50 A y la medida del interruptor en cuestión para la IEC62271-100.

Lamentablemente, la mayoría de los microhmímetros son unidades con suministro de energía de 100 A, 200 A o incluso 600 A, que necesitan suministradores de energía asociados o generadores que produzcan la corriente de prueba requerida. En parte, es esta lenta configuración la que ha limitado la adopción de pruebas de interruptores de alta corriente.
 

Bueno, ahora existen dos soluciones para este problema.

¿Pequeño? Megger cuenta con el microhmímetro de 200 A manual y con batería, diseñado específicamente para aplicaciones de interruptores, que utiliza un supercapacitador para inyectar alta corriente durante un corto período de tiempo y así ofrecer una lectura precisa.

¿Flexibilidad? El Nuevo DLRO100 de Megger con batería, está diseñado para aplicaciones multiuso e incluye la resistencia de contacto de interruptores, ofreciendo corrientes de prueba de hasta 100 A junto con la capacidad de suministrar corriente constante para pruebas más largas.

Por tanto, no existe una excusa práctica para no utilizar microhmímetros de alta corriente diseñados específicamente para probar interruptores. Estos nuevos instrumentos ofrecen ensayar interruptores según la normativa internacional, y cuentan además con la ventaja de ser flexibles para ser trasladados a cualquier lugar, gracias a sus baterías.


 

   

Contáctenos

 

España y Portugal
Florida 1 Nave 16 P.E. Villapark
28670 Villaviciosa de Odón Madrid
España

T. +34 916 16 5496
E.