Menu
Productos
Mediciones de aislamiento
Ensayo de rigidez dieléctrica VLF

Ensayo de rigidez dieléctrica VLF

Ensayo de rigidez dieléctrica VLF

Ensayo de rigidez dieléctrica VLF

La prueba VLF utiliza frecuencias muy bajas como parte de una rutina de mantenimiento del cable de CA. Los comprobadores VLF son más pequeños y prácticos que los comprobadores de CA, pero ofrecen la misma potencia que un dispositivo de red de 50 Hz. Esta combinación de tamaño y potencia hace que la prueba de cable a muy baja frecuencia (VLF) sea perfecta para probar secciones más largas de cable y equipo.

CA es el estándar utilizado para suministro eléctrico en todo el mundo, normalmente a una frecuencia de 50 o 60 hercios. Aunque el suministro a ferrocarriles y aeronaves puede utilizar 162/3 o 400 Hz, sigue siendo una onda de tensión sinusoidal. La prueba VLF es idónea para trabajar dentro de estos parámetros.

Sin embargo, la alimentación con corriente alterna no es tan eficiente como con corriente continua: si bien todas las líneas de transmisión de energía y redes de cable tienen el efecto secundario de pérdida de resistencia en CC a la tensión de alimentación, el nivel de pérdida de capacitancia es aún mayor. Esto es debido en gran parte al acoplamiento inherente entre las fases implicadas. Como resultado, los sistemas de generación deben suministrar suficiente energía para satisfacer la demanda de los usuarios, así como para compensar las grandes pérdidas derivadas del proceso de transmisión. El pequeño tamaño y alta potencia del comprobador VLF ayuda a resolver el problema práctico de la pérdida de transmisión durante una prueba de CA en secciones muy largas de cable y equipo en campo.

Este equipo elimina la necesidad de utilizar generación in situ, transformadores reductores grandes o suministros de la empresa generadora para alimentar los elementos bajo prueba.

Puesto que las pruebas de VLF proporcionan una frecuencia de trabajo de 0,1 Hz, en comparación con los 50/60 Hz necesarios normalmente para transmisión en línea viva, el tamaño del conjunto de prueba VLF se reduce enormemente. Fundamentalmente, el objeto de la prueba sigue recibiendo la tensión alterna sinusoidal que se suministraría durante un uso cotidiano, pero el tamaño de los equipos de prueba es mucho menor.